Camilo y sus aventuras en la máquina del tiempo

Era una vez, un niño de nombre Camilo que estudia el cuarto grado en el colegio de la ciudad de Cristal.

En una ocasión Camilo, se reunió con sus amigos del colegio y hablaron que les gustaría vivir en otro tiempo y los niños le dijeron a Camilo que eso era muy difícil. Camilo insistió, en la idea de cómo hacer para vivir en otro tiempo. El niño, habló con un científico que su tío Armando conoce hace mucho tiempo.

El científico de nombre Sebastián es un experto en estos viajes y le dijo a Camilo que le parecía bien y le dijo que lo va ayudar a construir una máquina del tiempo para hacer realidad su sueño de vivir en otras épocas.

Camilo es un niño muy aventurero y se entusiasmó con la idea de ayudar a Sebastián a construir la máquina del tiempo.

Al poco tiempo, Camilo, Sebastián y el tío Armando comenzaron los preparativos para la construcción de la máquina. Comenzaron con los materiales e instrumentos que necesitan para su construcción y así pasaron varias semanas. Camilo, Sebastián y el tío Armando se reunieron al tener todo lo necesario y quedaron de acuerdo para el día siguiente ir al laboratorio de Sebastián para comenzar la construcción de la máquina.

La máquina tiene forma de cilindro donde pueden estar dos personas adentro. También, tiene unos tableros donde van a programar las fechas de ida y de regreso en los viajes en el tiempo. También, tiene botones de seguridad y de emergencia por cualquier eventualidad y que se les presente dificultades de regresar a la actualidad. La máquina por dentro tiene mucho espacio, tiene dos butacas muy cómodas, dos cascos para la protección de la cabeza de las personas que viajen en la máquina.

Así pasaron varios meses, para la construcción de la máquina que Sebastián le dio el nombre de Cápsula. Al pasar ese tiempo ya estaba lista Cápsula.

Camilo, se reunió con sus amigos del colegio y muy contento les contó a ellos que ya está lista la máquina y preparada para realizar los viajes en el tiempo, todos ellos fueron al laboratorio de Sebastián y vieron la grandiosa y fabulosa máquina que construyeron Camilo, Sebastián y el tío Armando. Los niños estaban muy emocionados y después de varios días de planificar el primer viaje, llegó el grandioso día que van a realizar el primer viaje en la Cápsula.

Sebastián y Camilo se montaron en la máquina del tiempo y el científico Sebastián marcó en el tablero el año 1750, Camilo estaba muy emocionado y a la vez nervioso por hacer este viaje en el tiempo. Sebastián verificó los controles y los botones y se aseguró de que el tablero indica el año de 1750 y el regreso a la actualidad.

Viajaron de manera muy tranquila y aterrizaron en un lugar que desconocían. Cuando abrieron la Cápsula de la máquina la escondieron detrás de unos arbustos para que pudieran explorar el lugar y saber dónde estaban.

Al transcurrir el tiempo Sebastián y Camilo caminaron por el lugar un camino de tierra y vieron que había unas casas que estaban construidas de piedra y arcilla diferentes a la actualidad, también vieron a las personas que se trasladaban en caballos y en carrozas. También, vieron las vestimentas de las personas, las mujeres usaban vestidos largos y los hombres usaban pantalones muy apretados y camisas también, algunas personas usaban pelucas tanto los hombres como las mujeres. De pronto, vieron un carruaje muy lujoso y se paró, cuando Sebastián y Camilo vieron salir del carruaje a unas personas muy elegantes que llevaban trajes muy lujosos y joyas.

Ellos preguntaron a los pobladores y les dijeron que eran los Reyes de Inglaterra. Después de un rato, Sebastián y Camilo pidieron permiso para hablar con los Reyes de Inglaterra y les contaron que venían de otra época y los Reyes quedaron muy sorprendidos con todo lo que Sebastián y Camilo les contaron.

Al día siguiente, los Reyes de Inglaterra invitaron a Sebastián y a Camilo al Palacio para un almuerzo Real y ellos quedaron muy contentos con la invitación, además los Reyes les brindó una visita guiada al Palacio y ellos quedaron maravillados con todo lo que observaron en el Palacio. Después de esa visita guiada los Reyes les invito a ir al comedor principal donde estaba preparado el banquete Real. Todos comieron el almuerzo ofrecido por los Reyes.

A los pocos días, Sebastián y Camilo regresaron a la actualidad en la máquina del tiempo. Cuando llegaron a la ciudad de Cristal, Camilo le contó a su tío Armando y a sus amigos del colegio las aventuras y todo lo que vieron en su viaje por el año de 1750, que pertenece al siglo 18 y así Camilo pudo conocer de manera directa como viven las personas en ese, siglo, para él fue una gran aventura y aprendió mucho de lo que observó y vivió en ese viaje.

Entradas Recientes

Ver todo

El circo Tin Tin va a la ciudad

En una apacible ciudad, durante el mes de Febrero se presenta todos los años el circo Tin Tin. El circo Tin Tin tiene muchas diversiones entre ellas los payasos, los malabaristas, los equilibristas,