El encuentro de Chispita con Verónica

Era una vez una niña de nombre Verónica, que paseaba con su mamá en el parque central de la ciudad y todos los días hacían este paseo en las tardes. Una tarde, un joven de nombre Vicente, paseaba con su perrita Chispita, una perrita muy linda de color marrón con manchitas negras. Chispita, es una perrita muy cariñosa que le gusta mucho pasear con Vicente por el parque.

En una ocasión, Verónica y su mamá dieron su paseo vespertino en el otro lado del parque, porque a Verónica le gusta mucho jugar con sus amigas en los columpios, en el sube y baja y también en la rueda, las niñas se divierten mucho en esos aparatos. Verónica y sus amigas estudian el cuarto grado en el colegio que está cerca del parque.


Vicente a veces también pasea sólo por el parque, porque le gusta mucho ver a los pájaros que llegan a ese lugar, para comer las migajas que dejan los visitantes y él en ocasiones les trae comida a los pajaritos y ellos contentos revolotean y comen lo que les dan los niños y los adultos. En el parque, hay muchas ardillas que recorren el lugar y también buscan los frutos que hay en los árboles y así se alimentan.


En una tarde, cuando Verónica y su mamá realizaban su paseo de todos los días, les llamó la atención una pancarta en el parque que decía, que convocaban a todas las personas que les gusta la naturaleza y que cuidan el medio ambiente, para pasar una tarde cuidando el parque y el jardín, los árboles, las ardillas y los pajaritos. También pedían, para hacer un huerto en los jardines del parque y sembrar diferentes tipos de plantas comestibles. Verónica le dice a su mamá, que le gustaría participar en esa tarde a cuidar y plantar en el jardín. Vicente, también dio su paseo con su perrita Chispita, leyó la pancarta y él también se entusiasmó con la idea de cuidar las flores y los árboles del parque.

Llegó el día que convocaron para cuidar la naturaleza y cada persona llevó lo que podía llevar como por ejemplo, tierra abonada, semillas de pimentón, semillas de girasol, flores como margaritas, violetas, etc. Todas las personas ayudaron a cuidar el parque, a alimentar los animales que viven allí y se divirtieron mucho tanto, los niños como los adultos.

Vicente, Verónica y su mamá también fueron ese día para ayudar, y entre todos el parque quedó más bonito de lo que estaba antes. Colocaron papeleras alrededor, hicieron el huerto familiar y en la otra parte del jardín plantaron las flores más bonitas para decorar las jardineras.


Al día siguiente, Verónica y su mamá, fueron al parque y quedaron muy contentas como entre todos cuidaron y arreglaron el jardín y el parque. Vicente, también se fue de paseo con Chispita y se encontró con Verónica y su mamá en el parque, ellos comentaron y quedaron muy felices por todo el trabajo que realizó la comunidad. Después de un rato, Vicente y Chispita se fueron del parque y de repente la perrita se soltó de la cadena con la que Vicente la pasea. Vicente quedó muy angustiado, porque Chispita salió corriendo por el parque y él le pregunto a las personas que estaban allí si habían visto a una perrita marrón con manchitas negras y nadie había visto a la perrita.

Después de un rato y buscarla por todo el parque sin encontrarla, Vicente está muy triste y preocupado. Finalmente, la encontró junto a Verónica y su mamá y la niña se acordó haber visto a la perrita y del joven que la paseaba y Chispita saltó de contenta a Verónica y también a Vicente. Vicente quedó muy contento porque Verónica encontró a su perrita y a partir de ese día, ellos hicieron una linda amistad porque todos los días se encontraban en el parque a pasear y a jugar con Chispita, también se montaban en los columpios y en todos los aparatos del parque y se divertían todas las tardes.

Entradas Recientes

Ver todo

El circo Tin Tin va a la ciudad

En una apacible ciudad, durante el mes de Febrero se presenta todos los años el circo Tin Tin. El circo Tin Tin tiene muchas diversiones entre ellas los payasos, los malabaristas, los equilibristas,