La princesa del Mar

Estaba en la profundidad del océano, una princesa de nombre Perlita que vivía con sus padres y seis hermanos, en la parte donde la corriente marina es muy leve. Perlita, es una niña que tiene muchos amigos, que le gusta jugar y compartir con ellos. Un día, Perlita salió con sus amigos al otro lado del océano, donde hay muchas corrientes marinas que son muy peligrosas y ella se fue en una concha marina a investigar como viven las tortugas gigantes, los tiburones, langostas y todos los animales marinos que viven en esa parte del océano.



El padre de Perlita, es el Rey Crispin y en varias ocasiones le advirtió a la niña que no se acercara al otro lado del océano, debido a que se pueden presentar problemas por las corrientes marinas que por ahí circulan y además hay muchos animales como tiburones, ballenas que son muy grandes y peligrosos, pero Perlita, es una niña muy inquieta y sin prestar atención a la advertencia de su padre el Rey, Perlita decidió ir a esa parte del océano.



Al llegar Perlita con sus amigos, Leo, Gonzalo, Luna y Fela se encontraron muchas cuevas y los pececitos que salían de estos escondites, les advirtieron a Perlita y a sus amigos que en ese lugar hay muchos animales marinos que son muy peligrosos. Mientras, los pececitos conversan con Perlita, una corriente marina muy fuerte pasa en ese momento por ese lugar y esa corriente se llevó a Perlita, sus amigos y a los pececitos hacia una de las cuevas que se encuentran allí. Dentro de la cueva Perlita, sus amigos Leo, Gonzalo, Luna y Fela se reponen del susto y después de un rato sale otro pececito de nombre Neón, que hace una linda amistad con los invitados y les dice que para él y para toda la familia es una alegría compartir con ellos. Neón invita a Perlita y a sus amigos a merendar, entre todos ayudan a poner la mesa. Después, todos se sentaron a merendar muchas exquisiteces que prepararon los padres de Neón. Después de merendar, el padre de Neón contó muchas aventuras, que le ocurrieron a él y a su familia.


El padre de Neón, de nombre Liquen les contó a todos los presentes la siguiente historia: Un día, Neón salió con un grupo de pececitos a recorrer una parte del océano que no conocían y su padre Liquen les advertía a estos pequeños, que tuvieran mucho cuidado, porque en el recorrido se les podía presentar muchos peligros. Neón, como es un pececito muy aventurero, quiso ir a conocer junto con sus amigas las tortugas marinas, las ballenas y los tiburones esa parte del océano.



De pronto, se encontraron a un grupo de pececitos atrapados en una red que dejaron abandonada unos expedicionarios, los pececitos pidieron ayuda a estos intrépidos amiguitos y ellos tuvieron la idea de que todos los pececitos que estaban dentro de la red, la levantaran entre todos y así los pececitos quedaron libres al abrirse la red. El grupo de pececitos que estaban atrapados quedaron muy contentos, por recibir la ayuda y agradecidos, los invitaron a una merienda donde les explicaron a Neón y a sus amigos que en esa parte del océano se presentan muchos peligros y que deben ser acompañados por mayores que puedan compartir sus aventuras de manera segura. Todos ellos llegaron a la conclusión, que deben ir acompañados por mayores como sus padres y otros familiares.

Entradas Recientes

Ver todo

El circo Tin Tin va a la ciudad

En una apacible ciudad, durante el mes de Febrero se presenta todos los años el circo Tin Tin. El circo Tin Tin tiene muchas diversiones entre ellas los payasos, los malabaristas, los equilibristas,